PLOMO, METRALLA, CÁRCEL : ASÍ RESPONDE EL FRENTE POPULAR A LOS OBREROS DE BARCELONA QUE OSAN RESISTIR EL ATAQUE CAPITALISTA

CONTRA LAS MENTIRAS ESTATALES DE LA ECONOMÍA DE GUERRA DEL CAPITAL EN DELICUESCENCIA ¡VIVA LA GUERRA REVOLUCIONARIA DEL PROLETARIADO CONTRA EL COMERCIO DE LA SERVIDUMBRE! – Verano 2022

LA MUNDIALIZACIÓN CAPITALISTA ESTÁ TERMINANDO EL ASESINATO PLANIFICADO DE LA AGRICULTURA EUROPEA… – Verano 2022

¡CONTRA LA GUERRA CAPITALISTA EN UCRANIA, CONTRA TODAS LAS MENTIRAS IMPERIALISTAS DE LA CRISIS HISTÓRICA DE LA MERCANCÍA: GUERRA DE CLASE PROLETARIA CONTRA TODAS LAS PANDILLAS ESTATALES DEL ESPECTÁCULO MUNDIAL DE LA EXPLOTACIÓN! – Febrero 2022

PEDRO SANCHEZ HA DECLARADO LA GUERRA SOCIAL, LA TENDRÁ, PERO NO COMO QUERÍA – Julio 2021


Nuestras posiciones esenciales

Lo que nos distingue:

– La defensa intransigente y continua del comunismo integral como movimiento real de la auto-emancipación humana del proletariado mundial que se abole erradicando el dinero, el trabajo asalariado, y el Estado…

– El conocimiento dialéctico de la racionalidad histórica como auto-movimiento de verdadera vida para toda la especie humana reconociendo la materialidad biológica y cósmica del conjunto de su porvenir universal consciente…

« …Mientras que los siervos fugitivos sólo querían desarrollar libremente y hacer valer sus condiciones de vida ya existentes, razón por la cual sólo llegaron, en fin de cuentas, al trabajo libre, los proletarios, para afirmarse plenamente como personas, necesitan acabar con su propia condición de existencia anterior, que es al mismo tiempo la de toda la anterior sociedad, es decir, acabar con el trabajo. Se hallan también, por tanto, en contraposición directa con la forma en que los individuos componentes de la sociedad han elegido hasta ahora como expresión global, es decir, en oposición con el Estado, y necesitan aniquilar al Estado, para realizar su personalidad. »

Marx – Engels, La ideología alemana, 1845

 

Principios de base del grupo Guerre De Classe

El comunismo no es más que la verdad histórica universal del movimiento real que produce la totalidad del porvenir de la especie humana. No es ni un programa ni una serie de recetas salidas de cerebros doctrinarios y pretenciosos, es la pasión carnal del vivir radical, correspondiente a la experiencia auténtica de los hombres concretos que quieren simplemente ser ellos-mismos y salir de la acumulación de los desgarros que funden el tiempo de la dominación absoluta de la mercancía. Desde que la revolución neolítica del trueque y del intercambio hizo volcar la existencia en la alienación del trabajo y del cálculo, la humanidad no ha dejado de continuamente insurgir contra el dominio de la cantidad para hallar el camino de la calidad humana consciente dentro el marco de una producción social enteramente conforme a las necesidades humanas reales. Levantamientos campesinos continuos para defender las tierras comunales de la vida y sediciones obreras ininterrumpidas para instituir la vida de la Comuna atestan que la historia de toda sociedad hasta hoy no ha sido más que historia de lucha de clases… Desde las comunidades primitivas replegadas sobre sí mismas que no pudieron resistir al choque concurrencial de los encuentros conflictivos del commercio inicial hasta el comunismo universal de mañana, existe una continuidad permanente; es aquélla que pasa por esa siempre presente aspiración múltiple a liquidar la opresión política y la explotación económica con el fin de hacer surgir la Comunidad del estar juntos en un mundo sin dinero ni Estado.

Nuestros principios de base tal que son aquí expuestos no constituyen más que una breve síntesis de lo que la teoría crítica supo desarrollar con el tiempo a partir de las corrientes las más maximalistas procedentes de la primera internacional, salidas de los suelos comuneros de las tierras europeas que hicieron nacer el espíritu más avanzado de las experiencias las más sediciosas de la historia humana. Estos últimos emprendieron, por un lado, la formalización del movimiento revolucionario hacia la realización histórica de la comunidad humana verídica, deshecho del salariado y del Estado y, por otro lado, de denunciar todas la izquierdas y extremas izquierdas del Capital que, como estado supremo del reformismo de la mercancía, no tuvieron otra función que la de desarrollar los laboratorios de investigación los más modernos del triunfo progresista de la libertad despótica de la tiranía del dinero.

Por lo tanto, estos principios de base no pretenden  explicar la totalidad del proceso histórico que conduce a la crisis final del capitalismo mundial y al surgimiento comunista del fin del trabajo. Aspiran solamente a señalar algunos postes indicadores a partir de los cuales una tal comprensión debe ser considerada para que al opuesto de todas las extorsiones que, de la extrema derecha a la extrema izquierda del Capital, entienden eternizar la vida falsa del comercio democrático, de la compra y venta, del parecer y del haber, de la angustia, de la ilusión y de las mentiras publicitarias de la economía narcisista de la mercancía, pueda por fin emerger un cuestionamiento humano radical capaz de indicar el camino de la auto-emancipación humana para el surgimiento de una comunidad universal de la especie humana entera.

El Grupo Guerre de Classe se considera como una simple expresión entre otras de la corriente comunista organizada dentro del movimiento general del proletariado mundial, es decir del conjunto de los humanos que no tienen ningún poder sobre su existencia, ahora toda entera vampirizada por la dictadura salarial de las fuerzas productivas del Capital. Pero esto no puede significar que nuestro grupo sea el único que sostenga la verdad o que sea en torno a él que obligatoriamente se organizará la corriente comunista cuando llegara el periodo revolucionario de enfrentamiento con el gobierno mundial del espectáculo de la mercancía. La verdad es exclusivamente práctica y es únicamente la verdad del tiempo de la crisis terminal del modo de producción capitalista que unificará y homogeneizará la conciencia crítica hoy todavía necesariamente esparcida y heterogénea. La verdadera conciencia del comunismo sólo podrá manifestarse como integralidad histórica cuando el desarrollo universal de la anti-alienación encontrara la capacidad histórica de poder afirmarse, es decir desde el mom